Tuesday, May 01, 2012

Como Saber Si Tome La Decisión Correcta Con Relación A Dejar Mi Trabajo?

Pregunta: “Hola Querido Hermano! En Octubre del año pasado decidí dejar mi trabajo fijo, luego de una decisión que implicaba mucha confianza en la Vida. A los 3 meses de haberme ido, la empresa quebró. Todo me daba confianza en las decisiones que tomaba.

He estado sintiendo un fuerte llamado a recojerme y parar y tomar este tiempo para detenerme. Y así lo he echo, he rechazado algunas propuestas de trabajo y he sentido paz en cada decisión que tomaba. Sentía que se me pedía que me detuviera y así lo hice.

Mientras tuve los gastos básicos cubiertos, disfrutaba con aprender a soltar y a entregar los gastos más superficiales, como un aprendizaje de desapego a lo material.

Pero hoy me encuentro con que los gastos básicos para comida ya no los puedo cubrir completamente.

Estoy en la disyuntiva si debo seguir confiando que todo esta bien y que puedo confiar de que algo tengo que aprender y que no puedo verlo de momento, o salir a buscar trabajo, con lo que me implica creer que no he tenido la fe y confianza suficiente en lo que se me pedía.

Lo primero me genera más Paz que lo segundo. Me puedes dar algún consejo? Un fuerte Abrazo y muchas gracias Nick!!”

Comentario: Bueno, primero que nada, como ya tu sabes, yo no puedo dar consejos, pues para hacer eso tendría que saberlo todo. Es por eso que el Curso nos recuerda que para que un juicio (consejo) sea “justo” tendría que tener todas las variables. "...juzgar, en el sentido usual, es imposible. Esto no es una opinión sino un hecho. Para poder juzgar cualquier cosa correctamente, uno tendría que ser consciente de una gama inconcebiblemente vasta de cosas pasadas, presentes y por venir. Uno tendría que reconocer de antemano todos los efectos que sus juicios podrían tener sobre todas las personas y sobre todas las cosas que de alguna manera estén involucradas en ellos. Y tendría que estar seguro de que no hay distorsión alguna en su percepción, para que sus juicios fuesen completamente justos con todos sobre los que han de recaer ahora o sobre los que hayan de recaer en el futuro. ¿Quién puede hacer eso? ¿Quién, excepto en delirios de grandeza, pretendería ser capaz de todo esto?" M-10.3:1-7

Ahora, solo podría compartir una observación, pues también he pasado por tu experiencia, pero no creo que pudiese compararlas debido a la naturaleza de las variables. Vamos a ver tu pregunta en unos segmentos. Primero cuando dices, “Octubre del año pasado decidí dejar mi trabajo fijo, luego de una decisión que implicaba mucha confianza en la Vida.” Este es un tema muy delicado, pues este mundo es el ámbito del ego, no de la vida. Y confiar en la “vida” según la espiritualidad contemporánea es confiar en este mundo. Sin embargo, es  otra cosa confiar en la perfección de nuestro camino.

Muchas personas confunde el decir, “voy a confiar de que Dios o el Espíritu Santo me va a proveer,” cuando en realidad lo que están diciendo es que tienen miedo y no saben como lidiar con sus experiencias.

Esto no significa que hallas cometido un error en haber dejado tu trabajo. Si eso fue lo que sentiste que era lo mejor para tu hacer, eso es lo que fue y nada mas. Yo también dejé el trabajo que tenia porque me senti inclinado a moverme en otra dirección, y de nuevo, muchas variables estaban involucradas en mi decisión, las cuales por lo que te digo, no puedo compararlas con las tuyas. Solo quiero que sepas que no estoy diciendo ni que tu decisión fue buena ni mala, fue solo eso, la decisión que se tomó.

Ahora, vamos a mirar otra parte de tu pregunta, cuando dices, “ ...he rechazado algunas propuestas de trabajo y he sentido paz en cada decisión que tomaba. Sentía que se me pedía que me detuviera y así lo hice.” En el mundo en que vivimos, la lección no es que trabajo tomar o que no, sino que reconocer que nada de lo que experimentamos aquí es real, y por lo tanto no tiene ningún efecto sobre nosotros.

Buscar un trabajo o no, no es ni menos ni mas espiritual. Sin embargo, si tienes oportunidades de trabajo, y no las aceptas, pero al mismo tiempo te encuentras que no tienes para comer, mi pregunta seria, ¿quien tu crees que te estaría asesorando en esa decisión?

Yo no tendría problemas asumiendo que el ego es el que esta por ahí rodando, pues de nuevo, un trabajo es solo eso, un trabajo. Y aquí lo que tenemos que ver no es el aceptar el trabajo o no, sino que el juicio que esta saliendo a la superficie con relación a aceptar o no alguna oportunidad de trabajo. Esto no implica que tienes que quedarte en algún sitio, solo que es una buena oportunidad para observar nuestros motivos. Pues el ego sabe muy bien como asesorarnos espiritualmente si se lo permitimos.

Una vez mas, tengo que ser muy cuidadoso con lo que comparto, pues si sientes que por alguna razón no quieres aceptar alguna oportunidad de trabajo, y estas bien claro que no tiene nada que ver con miedo a aceptar ese trabajo, pues esa podría ser la decisión mas apropiada para ti.

Pero de nuevo, en este mundo, hay que también ser practico. Y una de las cosas en mi camino espiritual fue, que a veces tiraba el péndulo al otro extremo, y en vez de experimentar balance, lo que experimente era mucho sufrimiento y frustración, con episodios temporales de placer.

Sin embargo, reiterando una vez mas, si tu corazón es en realidad querer esa relación interna con el Dios que mora en ti, y tu honestamente te encuentras tomando decisiones como la de dejar el trabajo porque estas aprendiendo a discernir entre esas dos voces, pues quien seria yo para juzgar tus decisiones.

Creeme que yo también tome decisiones que para los efectos del mundo eran completamente absurdas. Y no te voy a negar que aunque quizás algunas de esas decisiones hubiesen estado basadas en miedo que en sabiduría, la confianza y relación que he desarrollado en mi Guía Interno se ha solidificado.

Luego comentas, “Estoy en la disyuntiva si debo seguir confiando que todo esta bien y que puedo confiar de que algo tengo que aprender y que no puedo verlo de momento, o salir a buscar trabajo, con lo que me implica creer que no he tenido la fe y confianza suficiente en lo que se me pedía.

Vanos a dividir esta pregunta en dos, Primero dices, “Estoy en la disyuntiva si debo seguir confiando que todo esta bien...” Todo esta bien, no porque hallas o no conseguido trabajo, sino que porque "Todas las cosas obran conjuntamente para el bien. En esto no hay excepciones, salvo a juicio del ego." T-4.V.1:1-2

Ahora, escucha claramente. Todo obra conjuntamente para el bien, pues en cada experiencia se te esta dando la oportunidad de hacer una nueva elección de forma que puedas experimentar una corrección de percepción. Si elegiste dejar de trabajar, eso producirá consecuencias y experiencias que te darán oportunidades para perdonar, de la misma manera que haber elegido conseguir trabajo o quedarte en ese trabajo, también generara experiencias que te darán oportunidades para perdona, pues en si, eso es lo que todos estamos haciendo en este mundo, perdonando.

Solo que no confundas dejar a un lado la experiencia de que eres un cuerpo, viviendo en un mundo físico con la idea de que el Espíritu Santo tiene algo que ver con tu experiencia aquí. Todo lo que el Espíritu Santo esta intentando hacer es ayudarte a erradicar todo miedo de manera que puedas experimentar esa paz interna, con o sin trabajo.

Esto no significa que tienes que desesperadamente ir a buscar un trabajo, pues yo he experimentado estar proveído durante los momentos en los que mas necesitaba. Pero no te voy a negar que cuando se me daba la oportunidad de conseguir un trabajo, me sentía un poco mas aliviado el tener ingresos, aunque fuesen pocos. Y como todo, utilice esas oportunidades como experiencias que me ayudaban a mirar mis juicios y mis propios temores de manera que puedan ser sanados.

Pero cuando me senti inclinado a trabajar en mi libro, aunque por otro lado sentía que quisiera tener dinero para hacer cosas, confié en mi proceso, y hice lo que me senti inclinado a hacer, que una vez mas, estaba completamente en desacuerdo con la manera en que todos decían que debería vivir mi vida.

Vamos a terminar con la ultima parte de tu pregunta:  “...o salir a buscar trabajo, con lo que me implica creer que no he tenido la fe y confianza suficiente en lo que se me pedía.Esta es una trampa muy sutil! Primero que nada, el salir a buscar trabajo se solo eso, salir a buscar trabajo. Tu puedes salir a buscar trabajo y hacerlo desapegadamente, de manera que si no se te da, estas bien con eso.

Eso es una manera que confiar, pues sientes que estas haciendo lo que cualquier persona haría en tu situación, solo que no estas haciendo una historia alrededor de ella, no hay apego psicológico a los resultados. Eso aunque no es la razón ni necesario para experimentar paz, sí te podría ayudar a restaurar tu paz, y estas ahora en mejor posición de que el Espíritu Santo te dirigía en vez de estar sentado sin hacer nada, preguntandote si lo estas haciendo bien o mal, lo cual no te permite de todos modos escuchar esa voz interna.

Recuerda, no puedes tener acceso a la Voz del Espíritu Santo en ti, si tu mente esta preocupada. "El recuerdo de Dios aflora en la mente que está serena." T-23.I.1:1 Es por eso que el  curso habla de la magia. Durante este proceso necesitamos esos agentes especiales para que podamos estar un poco mas tranquilos mientras continuamos nuestra jornada.

Si honestamente decides que quieres permanecer enfocando mas y mas en tu paz interna de la manera que lo estas haciendo, pues continua. Aquí no tienes que preocuparte por tomar decisiones erróneas, pues toda decisión que crees estar tomando, ya fue tomada.  "El mundo del tiempo es el mundo de lo ilusorio. Lo que ocurrió hace mucho parece estar ocurriendo ahora. Las decisiones que se tomaron en aquel entonces parecen como si aún estuviesen pendientes; como si aún hubiera que tomarlas. Lo que hace mucho que se aprendió, se entendió y se dejó de lado, se considera ahora un pensamiento nuevo, una idea reciente, un enfoque diferente. Puesto que tu voluntad es libre, puedes aceptar lo que ha ocurrido en cualquier momento que así lo decidas, y sólo entonces te darás cuenta de que siempre había estado ahí. Tal como el curso subraya, no eres libre de elegir el programa de estudios, ni siquiera la forma en que lo vas a aprender. Eres libre, no obstante, de decidir cuándo quieres aprenderlo. Y al aceptarlo, ya lo habrás aprendido." M-2.3:1-5

Sin embargo, si quieres salir del circulo vicioso de tomar la misma decisión una y otra vez, entonces utiliza toda experiencia para mirarla con un nuevo Maestro. “Tal como el curso subraya, no eres libre de elegir el programa de estudios, ni siquiera la forma en que lo vas a aprender. Eres libre, no obstante, de decidir cuándo quieres aprenderlo. Y al aceptarlo, ya lo habrás aprendido." M-2.3:6-8

Habiendo dicho eso, no te voy a negar que si hubiese tenido un trabajo durante la etapa donde estaba escribiendo mi libro, luego cuando estaba traduciendo mi pagina web al igual que escribiendo mis notas, no creo que hubiese tenido la experiencia de estar donde estoy ahora mismo. Asi que en mi caso, fue la experiencia perfecta.

Como ves, no puedo ni dar consejos ni hacer un juicio, solo puedo hacer algunas observaciones de manera que tu las lleves el Espíritu Santo y decidas con El lo que crees seria lo mas importante para ti. Y esto viene de alguien, que como comenté antes, ha tomado posiblemente las decisiones mas locas que te puedas imaginar.

Así que hagas lo que hagas, si pones al Espíritu Santo al frente, reconociendo que de corazón quieres Su paz la cual es la tuya, te puedo asegurar que no hay razón alguna para preocupación. Como siempre comparto, sigue poniendo un pie en frente al otro, y aunque aquí me pueda contradecir, si te fuese a dar un consejo seria este; si se te da una oportunidad de trabajar, podrías aprovecharla, y utilizar esa experiencia para continuar sanando, pues como mencioné antes, ese es el único propósito de este mundo, perdonarlo.

Si de lo contrario de corazón no te sientes inclinado a aceptar alguna oportunidad de trabajo, pues confía en que ese es parte de tu proceso. Si hay lago que yo sé, es que no sé absolutamente nada! Esas son las palabras mas sabias que podrían salir de mi boca.